miércoles, 21 de agosto de 2013

TORRIJOS Y LA DEVOCIÓN AL SANTÍSIMO SACRAMENTO




Hoy hace 505 años, el Papa Julio II promulga la bula “Pastoris aeterni” por la que aprobaba la fundación de las Hermandades Sacramentales de San Lorenzo in Dámaso de Roma y del Corpus Christi de Torrijos.

Fue a principios de 1508 cuando doña Teresa Enríquez, Señora de Torrijos, viuda de don Gutierre de Cárdenas, Comendador Mayor de León, funda la Cofradía del Corpus Christi, a semejanza de la cofradía de San Lorenzo de Roma, con iguales facultades apostólicas y los mismos fines.

Doña Teresa ya había planeado construir una nueva iglesia como sede de su nueva cofradía, junto a su palacio y unas casas nuevas que compra muy cercanas. Pronto comenzarían las obras, encargadas a dos ilustres arquitectos: Alonso de Covarrubias y Antón Egas, aunque hasta su conclusión sería la parroquia de San Gil la sede de su cofradía.

Con los primeros pasos dados en Torrijos a favor de su programa eucarístico necesitaba la aprobación apostólica para dar el definitivo espaldarazo al proyecto. Es entonces cuando escribe al Papa Julio II en 1508 informándole de su intención, a la vez que le solicitaba su conformidad con él.

Desde Roma, el 21 de Agosto de 1508, el Papa promulga una bula, la conocida como “Pastoris aeterni” en la que aprobaba las cofradías de Roma y Torrijos, y convertía a esta última en “cabeza, y de ella, como tal, dependan otras semejantes cofradías que por ventura instituirán otros fieles de Cristo, bajo la misma advocación, en los mismos reinos”.


Era la primera ocasión en la Historia que una cofradía sacramental obtenía la aprobación de la Santa Sede, y había sido para la cofradía fundada en la Villa de Torrijos por doña Teresa Enríquez y la que había fundado anteriormente en la Ciudad de Roma.

Pero sí me gustaría dejar muy claro que doña Teresa fue la que primero obtuvo la aprobación mediante una Bula Pontificia de una cofradía, pero no la primera en fundarlas (como aún se sigue publicando). Hay noticias documentadas de cofradías sacramentales fundadas en la primera mitad del siglo XIV en Pamplona (1317), Barcelona (1377), Tudela (1396) Estella o Peralta; aunque desde luego, no haría falta irnos tan lejos, porque ya que en Torrijos existía otra cofradía sacramental anterior a la fundada por Dña. Teresa, en la parroquia de San Gil.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada